Nota

Cartografía digital de suelos y evaluación de tierras del noreste de Corrientes

Nota

 

Este importante estudio se llevó a cabo con el propósito de recuperar información cartográfica histórica en formato papel en avanzado estado de deterioro, de identificar y clasificar taxonómicamente los suelos y de evaluar la aptitud específica para diferentes usos de las tierras.

A solicitud de la provincia de Corrientes, con asistencia técnica y financiera del Consejo Federal del Inversiones, la ejecución estuvo a cargo del grupo de Recursos Naturales de la Estación Experimental Agropecuaria Corrientes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Como resultado del trabajo se generó y digitalizó la cartografía a escala 1:50.000 de los departamentos de Santo Tomé, General Alvear y un sector del departamento Ituzaingó (que no había sido cartografiado) de la provincia de Corrientes. El relevamiento de suelos se centralizó en 4 áreas de muestreo, donde se confeccionaron y describieron 59 calicatas completas. Además, por fuera de las áreas de muestreo se realizaron 52 observaciones completas de suelos, 368 chequeos de suelos, 525 confirmaciones de uso actual y 135 puntos georreferenciados para la revisión de límites cartográficos.

En total se mapearon 909.402 hectáreas (ha) de las cuales 870.792 corresponden a suelos propiamente dichos, 14.805 a agua libre, 2.704 a afloramientos rocosos, 19.804 a esteros, 444 a complejos aluviales y 853 correspondientes a sectores urbanos. La información fue generada en escala 1:50.000 y mapeada en 34 cartas básicas de suelos. Se identificaron 132 unidades cartográficas que contienen 54 series de suelos categorizadas en, 6 Órdenes, 30 Grandes Grupos y 17 Subgrupos.

Los mejores suelos agrícolas (clases II y III por CU) comprenden 13 series que ocupan 243.467 ha con rangos de Índice de Productividad (IP) de 49 a 29. Se identificaron 9 series con aptitud ganadero-agrícola (CU IV), con un IP de 33 a 9, sobre 49.476 ha. Los suelos con más restricciones edáficas (Capacidad de uso V a VII), que solamente poseen potencial ganadero están representadas por 31 series con IP de 21 a 1, sobre 542.804 ha. Una sola serie (Embalsado) fue clasificada en la clase VIII, con un IP de 1, que totaliza 19.804 ha. El área de estudio tiene un importante perfil mixto agrícola-ganadero y forestal con condicionamientos edáficos bien definidos, con marcado contraste entre el norte y el sur de la misma.

Por superficie, el riesgo de encharcamiento es la principal limitante, ocupando 424.886 ha, seguida del riesgo de anegamiento sobre 336.465 ha y el riesgo de inundación en 241.582 ha. Toda el área posee, por lo tanto, 242.933 ha sin riesgos por excesos hídricos. Con relación al riesgo de erosión hídrica, 307.199 ha tienen un alto riesgo y 177.021 ha un riesgo moderadamente alto.

La aptitud biofísica de las tierras, evaluada aplicando el esquema FAO para 7 tipos de usos de las tierras (TUTs), indica que las condiciones climáticas no siempre son óptimas para el maíz y la yerba mate en términos globales y si bien las superficies no son acumuladas, se detectaron unas 9.000 ha aptas para arroz. Para la producción de pasturas tolerantes a excesos hídricos se definieron 45.000 ha muy aptas y 255.000 con aptitud moderada, y para pasturas no tolerantes a excesos hídricos se identificaron 6.000 ha muy aptas y 270.000 con aptitud moderada. De manera adicional, en planteos de siembra directa para maíz el área de estudio posee 5.000 ha muy aptas y unas 150.000 con aptitud moderada. Por otro lado, ofrece aproximadamente 128.000 ha muy aptas para sorgo y más de 80.000 con aptitud moderada. Para el cultivo de yerba mate hay 90.000 ha de suelos muy aptos y 42.000 con aptitud moderada. Finalmente, para forestar pino se detectaron 128.000 ha muy aptas y 80.000 con aptitud moderada. Cabe recordar que actualmente estas superficies pueden estar ocupadas por otro uso.

Con este reciente relevamiento se incorpora una nueva región a la cartografía digital de suelo que viene desarrollando la provincia de Corrientes con el acompañamiento del Consejo Federal de Inversiones.