Nota

La Ruta del Torrontés Riojano, diseño del circuito turístico

Nota

La Rioja es una provincia vitivinícola de gran tradición. Cuenta con varias bodegas y, especialmente con una cepa que caracteriza la producción provincial, la variedad Torrontés. Este vino ha logrado numerosos premios en concursos nacionales e internacionales. Sin embargo, en el mercado, la variedad Torrontés no es reconocido como riojana, se asocia más a otras provincias. Lograr que los consumidores reconozcan su origen riojano es una motivación central del presente proyecto.

Asimismo, el estudio propone integrar el vino con el turismo, diseñar itinerarios turísticos que vinculen a productores y establecimientos rurales, industrias, sector gastronómico, hotelero y otros que puedan relacionarse temáticamente, conformando la Ruta del Torrontés Riojano. Se busca complementariedad entre varios productos en un espacio turístico que al mismo tiempo propicie desarrollar nuevos productos y servicios, que generen empleo en la región.

La oferta a desarrollar se basará en la rica historia provincial, en los recursos naturales y culturales de su territorio, valorizando especialmente la trayectoria de sus organizaciones productivas.

El Parque Nacional Talampaya se sitúa en un entorno vitivinícola y por lo tanto se buscará asociarlo también al desarrollo de la ruta. En ese sentido, contribuirá al ampliar la oferta de actividades y la estancia de los turistas, otro punto deseable de mejorar.

La Ruta del Torrontés Riojano se propone como un itinerario turístico basado en la producción del vino en torno al cual se ofrecerán productos recreativos y culturales que permitan al visitante explorar su cadena de valor desde la producción primaria hasta la mesa. Integrará a viticultores, bodegas, restaurantes, hoteles y diversos agentes turísticos, complementariamente a otros agricultores, artesanos y agroindustrias.

Será una oferta a la vez lúdica y educativa que ofrecerá, entre muchas otras posibilidades, visitas a los establecimientos productores primarios, convivir con las familias, asistir y comprar en las industrias, degustar menús especiales en los restaurantes, excursiones en el medio productivo, fiestas y eventos que se relacionan con los productos.

El centro de la ruta será el vino pero no quedarán fuera del proyecto otros productos y los actores que los producen. Está pensada como un instrumento de desarrollo local, inclusivo y de carácter participativo. En ese sentido su construcción, sin perder consistencia temática, será lo más inclusiva posible incorporando además a otros actores que sin ser los que dan origen a la ruta, puedan complementarla.

El proyecto se desarrollará fundamentalmente en las áreas núcleo de la actividad vitivinícola. Éstas involucran a los departamentos de Famatina, Chilecito, Felipe Varela, Sanagasta, Castro Barros, Arauco y San Blas de los Sauces.

De esta manera, el Consejo Federal de Inversiones, apoya y acompaña a la Provincia en el propósito de revalorizar a través del turismo la cultura vitivinícola, posicionar el torrontés riojano en el mercado nacional e internacional, y generar nuevas fuentes de empleo a partir de la oferta de servicios turísticos y de la creación de nuevas empresas familiares.