Nota

Prueba piloto de producción de trufas en la localidad de Los Antiguos

Nota

Este Proyecto nace por iniciativa del Ministerio de la Producción de la provincia de Santa Cruz, con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones.

Como antecedentes, existían en Argentina desarrollos del cultivo de trufas en el sector privado y en la provincia de Tucumán, y un profesional argentino capacitado en el cultivo de trufas y terfezias, en la Universidad de Murcia y de Perugia. Asimismo, equipos técnicos se encontraban trabajando en identificar zonas para los ensayos de campo.

En ese proceso se identificó a Los Antiguos como localidad que reúne a priori condiciones de suelo y clima para el desarrollo de truferas.

Por lo expuesto, y considerando el impacto económico que acarrearía en la localidad de comprobarse la factibilidad de producción, las autoridades de la Provincia conjuntamente con la Municipalidad de Los Antiguos acordaron realizar los ensayos pertinentes, con la asistencia técnica y financiera del CFI.

El proceso de investigación comenzó con una primera etapa que consiste, por un lado, en la evaluación a escala de campo de la micorrización de distintas especies arbóreas inoculadas en laboratorio con esporas de distintas especies de trufas comestibles. Por el otro, comparar el comportamiento de dichas plantas en distintos lugares.

Para el cumplimiento de estos objetivos se ensayan tratamientos definidos con las distintas combinaciones trufa-huésped en cuatro sitios diferentes, que representen las condiciones de suelos más comunes en la zona de Los Antiguos. Se trata de parcelas con unas 150 plantas por cada tratamiento.

Cabe destacar la colaboración y compromiso de productores de Los Antiguos que han aportado parcelas de su propiedad para hacer posible esta prueba piloto.

La idea es funcionar a nivel de una investigación adaptativa, en una primera instancia como iniciadores de la experiencia, y luego, en el transcurso del desarrollo, como demostradores para garantizar la transferencia de tecnología a la mayor cantidad posible de productores de la región.

En la segunda etapa de esta asistencia técnica (2014-2015) se evalúan los resultados de la primera temporada posterior a la plantación: cosecha de raíces y su análisis microscópico, trabajo de campo, control, monitoreo de humedad, mantenimiento, y seguimiento de la evolución del cultivo, que permitirá un análisis fenológico de la plantación micorrizada.

Esta etapa está próxima a finalizar, evaluando el desarrollo de las plantaciones de trufas efectuadas oportunamente, para así dar cumplimiento a los objetivos de seguimiento y control propuestos.

Las Trufas son el fruto de un hongo subterráneo, fruto de un micelio que se desarrolla en asociación con las raíces de ciertos árboles o arbustos a los que se denominan especies truferas, por ejemplo: el roble (Quercus faginea), la coscoja (Quercus coccifera), el avellano (Corylus avellana), encina (Quercus ilex). Se encuentran debajo de la superficie del suelo a unos 20 cm. de profundidad aproximadamente.

Antiguamente las Trufas se recogían con cerdos, aunque ese uso se ha abandonado por comodidad, ya que es difícil transportar y domesticar a ese animal. Por esta razón se comenzó a trabajar con perros que se adiestran para tal fin.

Las Trufas son un producto gourmet altamente demandado en la cocina por su profundo aroma y gran sabor, alcanzando precios muy altos debido a su limitada producción, llegando a valores que oscilan desde los 350 euros, hasta variedades que cotizan en mercados como los europeos de España, Italia o Francia, que van hasta más de 1000 euros en mercados de distribución con valores exportables que se duplican y triplican. Es considerada como el oro negro del mercado gurmet.