La integración energética es clave para el desarrollo económico y social. Es por eso que asistimos activamente a las provincias en sus esfuerzos de expansión de la infraestructura energética, a fin de impulsar el aprovechamiento estratégico de sus recursos. Además, en nuestro compromiso con el cuidado del ambiente, apoyamos iniciativas para promover una transición energética que contribuya a la necesidad global de descarbonización.